Jean-Pierre Jabouille


Jean-Pierre Alain Jabouille, nacido el 1 de octubre de 1942 en Paris, fue un conocido piloto de Fórmula 1 de los años 70, el cual pasaría a la historia por lograr la primera victoria para la mítica escudería francesa Renault, siendo además esta la primera victoria de un motor turboalimentado en la historia de la Fórmula 1. Destacaría siempre por ser una persona seria, además de un apasionado de la técnica.

En esta aventura de la competición, estaría acompañado de Jaques Laffite al cual conocía desde su adolescencia, y a pesar de tener caracteres totalmente diferentes, nunca se habían separado desde que se conocían. Ambos llegarían a la categoría reina siguiendo caminos diferentes, Laffite probaría suerte en las pequeña Ligier, mientras que Jabouille entraría a formar parte del escudería Renault, tras un breve por diversas escuderías de la parrilla, quedando unido para siempre ligado a la revolución técnica que cambiaria la F1, los motores turbo.
 

Su comienzo en la competición sería relativamente tardios, puesto que no participaría en su primera carrera hasta que tuvo 22 años, a finales de los años 60. Sus primeros acercamientos al mundo de la competición, llegaría en 1966 en la Copa Renault 8 Gordini. También participaría en los 1000 Km de Monza y Paris con un Mini Marcos preparado por Jabouille y Lafitte. Al año siguiente, se pasaría a los monoplazas tras la compra de un Brabham de Formula 3 comenzaría a competir en el campeonato francés de Formula 3, donde empezaría a mostrar sus cualidades como piloto. Durante ese año también competiría en los 1000 Km de Paris, con un Ford GT40, pero no lograría llegar a la meta debido a un problema con la bomba de aceite. 


En 1968, sería una temporada mucho mas alentadora en cuanto a resultados, pues lograría proclamaría subcampeón francés de Fórmula 3 en 1968 por detrás de François Cevert. También realizaría su primera incursión en las 24 Horas de Le Mans, al volante de un Alpine A220 junto a Jean Guichet, aunque lamentablemente no lograría terminar la carrera. En 1969, pasaría a formar parte de Alpine como piloto de desarrollo. Para la cual correría en diversas carreras de Formula 2 así como en carreras de Sport. Disputando carreras tan relevantes como los 1000 Km de Monza, los 1000 Km de Spa o las 24 horas de Le Mans, todas ellas al volante de un Alpine A220, aunque todas sin obtener grandes resultados en ninguna de ellas.

En los años que siguieron representó a Matra en coches de Sport. Compitiendo en las 24 Horas de Le Mans en los sucesivos años, obteniendo en 1973 el tercer puesto al volante de un Matra-Simca MS670B, con France Jean-Pierre Jaussaud, Al siguiente año, repetiría puesto en la mítica prueba francesa, esta vez con el equipo Gitanes, al volante de un Matra-Simca MS670C en esta ocasión con François Migault. A finales de 1974, Matra abandono la competición, provocando esto que Jabouille junto con su amigo, Jean-Claude Guenard, modificaran un Alpine A367 de Fórmula 2 para poder competir con él durante esa temporada. Ese mismo año, realizaría sus primeras incursiones en el mundial de Fórmula 1. Esta primera oportunidad llegaría de la mano del gran Frank Williams, el cual le daría una oportunidad en la escudería Iso-Marlboro. Curiosamente, este debut, seria en el Gran Premio de Francia, disputado en el circuito de Dijon, donde unos años después obtendría su célebre victoria. 

 
Lamentablemente su debut, no sería el deseado, puesto que no lograría clasificarse para disputar la carrera, teniendo que conformarse con tan solo poder disputar los entrenamientos oficiales. Unas semanas más tarde tendría su segunda oportunidad en la Fórmula 1 en el Gran Premio de Austria. En esta ocasión sería con el equipo de John Surtees. Tomaría parte de los entrenamientos oficiales al volante de un Surtees TS16, aunque de nuevo no lograría obtener la clasificación para disputar la carrera en Österreichring. En 1975, con el respaldo de la petrolera francesa, Elf, Jabouille correría el campeonato europeo de Fórmula 2, realizaría una temporada solida, sobresaliendo un tercer puesto obtenido en Pau, la victoria en Salzburgring, así como otro tercer puesto en el circuito francés de Nogaro. Esto le llevaría a obtener el quinto puesto en la clasificación general a final de la temporada. Además, su palmarés se vería incrementado con la victoria en los 1000 kilómetros de Mugello, al volante de un Alpine A441. Asi mismo, obtendría un meritorio tercer puesto en los 1000 Km de Monza y un cuarto lugar en los 1000 km de Nürburgring, con un Alpine A442. 


Debido a sus buenos resultados y al respaldo de Elf, se le abrirían las puertas de la escudería Tyrrell, que le brindaría la posibilidad de disputar el Gran premio de Francia, con un tercer Tyrrell 007. Este, seria por fin un debut completo, puesto que disputar la carrera. Saliendo desde el vigésimo primer lugar de la parrilla, lograría terminar la carrera en decimosegunda posición. 1976, sería un año intenso para Jabouille, logrando la victoria en el campeonato europeo de Fórmula 2. Logrando las victoria en Vallelunga, Mugello y Hockenheim. Además de varios podios en las carreras de Rouen, Estoril y Pau. Su actividad en las carreras de resistencia, disminuiría notablemente, y destacando tan solo un tercer puesto obteniendo en los 500 km de Dijon. Tras un año de ausencia, volvería a disputar las 24 Horas de Le Mans con un Alpine A442, a pesar de obtener el mejor tiempo en la clasificación, el motor V6 Turbo diría basta en la vuelta número once, terminando así la carrera. Paralelamente durante ese año llevaría a cabo el desarrollo del  motor de 1500 cc Turbo, el cual estaba a punto de revolucionar Renault Fórmula 1 en los siguientes años.


En 1977, volvería a competir en las 24 Horas de Le Mans, con un Alpine A442, como el año pasado obtendría el mejor tiempo en la clasificación. Pero de nuevo la fragilidad del motor Renault Turbo diría basta, esta vez tras 257 vueltas. El Renault RS01, hace su debut campeonato del mundo en el Gran Premio de Gran Bretaña en 1977 con Jabouille al volante y convirtiéndose así en el primer motor turbo de Fórmula 1. A pesar de los miles de kilómetros de la prueba pruebas acumuladas y de su experiencia con turbos en los automóviles de competición, la compañía tenía mucho que aprender todavía. Desde un primer momento y especialmente en la calificación el RS01 mostro su potencial aunque en su primer año, no lograría terminar ninguna de las carreras que disputaría, debido a problemas de fiabilidad.


En un principio el motor tenía un acentuado retardo en el turbo, sumado a unos nuevos neumáticos radiales de Michelin, que lo convertían en un coche delicado de conducir y más todavía con el suelo mojado. A esto hay que sumarle una exagerada fragilidad mecánica, lo cual provoco que irónicamente fuesen apodados como “Yellow Teapot” (La tetera amarilla), por su propensión a terminar las carreras en una nube de humo blanco. En la temporada de 1978, Jabouille deberá enfrentarse a una serie de abandonos, más concretamente sumaria diez abandonos en las catorce pruebas que componía el mundial. Tras siete de estos abandonos consecutivos, en el Gran Premio de los Estados Unidos Este, celebrado en Watkins Glen. Obtendría un cuarto puesto, logrando romper así esta mala racha y obtener los primeros puntos de un motor turbo en el mundial y terminaría el mundial obteniendo la decimosegunda posición en el Gran Premio de Canadá. De nuevo este año competiría en 24 Horas de Le Mans, obteniendo un cuarto puesto al volante de un Alpine A442.

A pesar de los resultados obtenidos, tanto Jean Pierre Jabouille como algún que otro ingeniero de Renault, seguían confiando en la tecnología Turbo, y esta esperanza seria reafirmada en la temporada de 1979. La primera en la que la escudería Renault tendría dos coches en parrilla, siendo su compañero de equipo otro joven y talentoso piloto francés, René Arnoux. La temporada comenzaría con la obtención con la primera pole position de Renault en la Fórmula 1, además de ser la primera obtenida por un motor turbo. Esta seria en el segundo Gran Premio de la temporada, disputado en circuito sudafricano de Kyalami. Lamentablemente no lograría terminar la carrera debido de nuevo a la fragilidad de su mecánica turbo. Tras otra serie de infructuosas carreras, donde tan solo se obtuvieron de nuevo abandonos. Se presentaría el Renault RS10, donde se presentaban mejoras en todos los aspectos, esta sería la nueva arma de Jabouille. Introducido en el Gran Premio de Bélgica, no tendría el debut soñado puesto que se veria obligado a abandonar de nuevo por problemas con el turbo, pero no sería hasta el posterior Gran Premio de Francia celebrado en Dijon, comenzaría a demostrar todo su potencial, obteniendo primer lugar de la parrilla durante los entrenamientos. Jabouille ganaría la carrera, obteniendo así su primer triunfo e inaugurando así la era Turbo en la Fórmula 1. Curiosamente, si por algún es recordado el Gran Premio de Francia de ese año, no sería por la primera victoria de Renault en la Formula 1, ni tan siquiera por ser la primera victoria de un motor Turbo, sino por la épica lucha por la segunda plaza de Gilles Villeneuve y René Arnoux en las últimas vueltas del Gran Premio. Durante el resto de temporada, se vería lastrado por la falta de fiabilidad del motor turbo. A pesar de ello, lograría dos nuevas poles positions, en los Grandes Premios de Alemania e Italia, pero no lograría obtener ninguna vitoria mas esa temporada.


El siguiente año, comenzaría de manera alentadora para Renault, aunque no tanto para Jean Pierre Jabouille, puesto que obtendría la pole position en la clasificación del Gran Premio de Brasil, donde lamentablemente se vería obligado a abandonar debido a otro desfallecimiento mecánico. Teniendo que ver como su compañero de equipo ganaba la carrera. Esta misma situación, se daría en el siguiente carrera, el Gran Premio de Sudáfrica. Jabouille obtendría de nuevo la pole position, viéndose obligado a abandonar, mientras su compañero de equipo encadenaría su segunda victoria consecutiva.


Posteriormente obtendría una seria de malos resultados, llegando a  encadenar cinco abandonos consecutivos, hasta la llegada del Gran Premio de Austria, donde tras obtener el segundo mejor tiempo, tras su compañero de equipo en la clasificación, conseguiría su segunda victoria con Renault y a la postre última victoria en la Fórmula 1. El final de temporada tras la victoria no sería demasiado alentador puesto que sumaria tres nuevos abandonos, el último de ellos en el Gran Premio de Canadá, donde un fallo en las suspensiones provocaría un accidente que le causaría unas graves heridas en piernas, las cuales le impedirían disputar el último Gran Premio de la temporada.


En 1981, Renault decide confiar en un joven prometedor llamado, Alain Prost. Esto lleva a Jabouille a unirse a Ligier, donde se encontraría con un amigo Jacques Laffite. Debido a las heridas ocasionadas en el Gran Premio de Canada de la temporada pasada, se ve obligado a perderse las  dúas primeras carreras de la temporada 1981, pero pronto se dio cuenta de que no estaba en plena forma, debido a que no logro clasificarse en dos de los cuatros grandes premios que disputo, en ese momento decide retirarse de la Formula 1.


Jabouille regreso a mediados de la década de 1980 para pilotar en el  Campeonato Francés de Turismos. Posteriormente se uniría al programa de Peugeot Sport para el desarrollo de un vehículo de competición para las 24 Horas de Le Mans. Su primera participación, seria en 1991 donde participaría con el nuevo Peugeot 905 obteniendo el mejor tiempo en la clasificación, aunque lamentablemente y debido a un problema mecánico se verían obligados a abandonar la carrera. Su carrera se culminaría con dos tercer puestos en las 24 Horas de Le Mans de 1992 e 1993.

En 1994 sucede en la dirección de Peugeot Sport, a Jean Todt tras la marcha de este a Ferrari. Dirigiendo el programa de Fórmula 1 de la compañía hasta 1996, cuando abandono debido a la falta de resultados de la marca en su asociación con McLaren y Jordan. Entonces estableció su propio equipo de competición con Jean-Michel Bouresches en 1997, donde corrió con automóviles Ferrari con cierto éxito. En la actualidad continúa corriendo en diversas carreras.


- Un Cordial Saludo  
 
        Motor Historia

No hay comentarios: